Editorial y opinión Noticias Entretenimiento Enlaces Archivo
 
Semana

Agenda Cultural

Bares y Afines

Cine

Entrevista

Cuchicheando

Humor
Sociales
Internet

Café Internet

Wallpapers

Libros
Arte
Salud
Música
Paparazzi
No. 1 La Paz, 12 de Diciembre de 2003

Humor

Cambio de trabajo
Un hombre toma un taxi y le dice al taxista:
-Calle Castalla número 5, por favor.
El hombre durante el trayecto iba muy atareado consultando una guía turística y para hacerle una pregunta al taxista llama su atención con una palmada en el hombro:
-Por favor... El taxista sobresaltado empieza a dar volantazos para uno y otro lado de la calzada, está a punto de colisionar con un coche que venía en sentido contrario, del volantazo casi embiste a un camión por detrás, se sube a la acera y casi atropella a una mamá que iba con su niño en un carrito, y finalmente se queda empotrado contra el escaparate de un supermercado.
Pasado un rato, los dos se reponen del accidente y le dice el taxista al cliente:
-No me dé estos sustos, por favor, que casi se me para el corazón.
El cliente le contesta:
-Perdone, si llego a saber que se iba a asustar tanto no le hubiera tocado el hombro
Y responde el taxista:
-Es que es mi primer día, ¿sabe?, y no estoy acostumbrado.
El cliente para quitarle hierro al asunto le pregunta:
-¿A qué se dedicaba antes?
Y le contesta el taxista:
-Era chofer de una funeraria.
Muertos...
Estaban dos hombres en la puerta del cielo y uno le pregunta al otro:
¿Y vos de qué moriste?
Congelado, ¿Y tú? 
De la risa. ¿Cómo que de la risa? Sí, es que yo pensaba que mi esposa me estaba engañando con otro hombre, entonces un día le dije que iba a salir por 2 días, pero cuando me fui, regresé ese mismo día para ver si la atrapaba con el otro hombre. Cuando llegué, busqué por toda la casa y no encontré a ningún hombre. Dándome cuenta del error que había cometido empecé a reír y reír hasta que morí. 
¡Bruto, si hubieras buscado en la nevera nos hubiéramos salvado los dos! 
Suerte china
Jaimito
  • Un día Jaimito llega a su casa y su mamá le pregunta:
    ¿Cómo te fue en el colegio?
    Y Jaimito le responde:
    Como en el polo norte, todo bajo cero.
  • Jaimito se puso a vender huevos dentro de una iglesia:
    ¡Huevos, huevos, a 10 pesos cada uno!
    El cura muy molesto grita:
    ¡Saquen a ese niño de los huevos!
    Y Pepito asustado le dice:
    ¡Padre, mejor de la orejita! 
Disciplina
Una pareja tenía dos niños pequeños, de 8 y 10 años de edad, quienes eran extremadamente traviesos. Siempre estaban metiéndose en problemas y sus padres sabían que si alguna travesura ocurría en su pueblo sus hijos estaban seguramente involucrados.
La mamá de los niños escuchó que el sacerdote del pueblo había tenido mucho éxito disciplinando niños, así que le pidió que hablara con sus hijos. El sacerdote aceptó pero pidió verlos de forma separada, así que la mamá envió primero al niño más pequeño.
El sacerdote era un hombre enorme con una voz muy profunda, sentó al niño frente a él y le preguntó gravemente:
¿Dónde está Dios?
El niño se quedó boquiabierto pero no respondió, sólo se quedó sentado con los ojos pelones.
Así que el sacerdote repitió la pregunta en un tono todavía más grave:
¿Dónde está Dios?
De nuevo el niño no contestó.
Entonces el sacerdote subió de tono su voz, aún más, agitó su dedo frente a la cara del niño, y gritó:
¿Dónde está Dios?
El niño salió gritando del cuarto, corrió hasta su casa y se escondió en el closet, azotando la puerta.
Cuando su hermano lo encontró en el closet le preguntó:
¿Qué pasó?
El hermano pequeño sin aliento le contestó:
¡Ahora si que estamos en graves problemas hermano, han secuestrado a Dios y creen que nosotros lo tenemos! 
 
 

Principal ] Arriba ]

Si deseas enviar tus comentarios o requieres información nuestra comunícate con nosotros a estas direcciones: 
Información:         informaciones@comoes.com
Sugerencias:         sugerencias@comoes.com 
Soporte usuario:  usuarios@comoes.com
Administrador:     webmaster@comoes.com
Copyright © 2005 Como Es
Última actualización: 26 de April de 2005 06:51 PM